¿Todo listo para las comidas y cenas de empresa de Navidad?

Se acerca una fecha especialmente importante para la hostelería. El pan no puede faltar a la mesa, y te contamos aquí qué opciones tienes para incluirlo en tu establecimiento.

Puede que hablar ya de Navidad haga que más de uno suspire exasperado, pero, en realidad, tiene toda la lógica del mundo hacerlo. Aunque todavía quedan algunas semanas para cantar villancicos y comer turrones, las comidas y cenas de empresa de Navidad ya tienen fecha y hora en los calendarios de muchas personas. Y es que entre finales de noviembre y diciembre se entra en una vorágine donde estas citas se repiten. Incluso las reservas en los restaurantes empiezan a escasear. Una vez más, estar preparado para estas fechas es la mejor estrategia posible.

Si es tu caso, y tienes un negocio de hostelería, sabrás que se acerca a pasos agigantados una de las temporadas más agitadas del año. Contar con productos de buena calidad no es una opción, sino una necesidad. Eso incluye cuidar la carne, los pescados, o las verduras, claro, pero también un producto tan indispensable en cualquier mesa como el pan.

Afortunadamente, las masas congeladas irrumpieron hace tiempo en este sector para ayudarte, y hacer que puedas concentrar energías y esfuerzos en otros temas. Gracias al pan precocido congelado, no tendrás que preocuparte por los panes que presentar en la mesa. Tienes a tu disposición una gran variedad, tan rica como rentable, que acompañará a la perfección al menú que hayas preparado, ¡prometido!

Pan de agua, pan de cristal, hogazas de pan… Solo tienes que echar un vistazo para ver qué te encaja mejor. De todas formas, y ante la duda, hoy te traemos algunas propuestas que pueden hacerte la vida más fácil. Entre las novedades, por ejemplo, están la hogaza essence, la hogaza essence de cereales y semillas, el maxi pan de pueblo o el pan labriego moreno. Y ojo, porque menudas novedades.

Por su formato, son tipos de panes que se pueden cortar y colocar en una cesta en medio de la mesa. Las hogazas son suaves y esponjosas, perfectas para acompañar cualquier tipo de comida, algo que también cumple el pan de pueblo, que destaca por su versatilidad; el pan labriego moreno, por otro lado, tiene un carácter más rústico. Pero no son los únicos panes de este tamaño que son una opción más que suculenta: la hogaza con trigo sarraceno, la hogaza campestre elaborada con masa madre, la hogaza de espelta… son otras deliciosas opciones.

Una alternativa a ofrecer rebanadas de pan cortadas en la mesa es que cada comensal cuente con su propio pan. El bocadillo mediano de agua o el bocata meiga son algunas de las últimas novedades que puedes adquirir. También existen otros clásicos que no pasan de moda, y que se convierte en elementos imprescindibles para rebañar el plato o ayudar a llevarse algún alimento a la boca: el mediterránea cristal express, el tiernecito, el chapata gourmet, el bocatín mediterráneo, el pan viena express…

Recuerda, además, que puedes configurar una cesta de panes individuales de distintas clases y tipos en el centro de la mesa como otra forma de ofrecer el pan precocido a tus hambrientos clientes. Ante la duda, lo tienes muy fácil, porque el surtido de panecillos redondos y la selección de pan surtido te lo soluciona. En ambos casos, son surtidos de panes de diferentes sabores (amapola, sésamo, semillas y pipas de calabaza, el primero; hierbas provenzales, aceitunas verdes, cereales y centeno, el segundo) que te irán de lujo en este sentido.

Ya sabes lo que tienes que hacer para que no falte el pan en los siguientes eventos navideños.

También te puede interesar